RESILIENCIA

¡2020!… De que manera nos sorprende esta nueva década, no es redundante
decir que este primer semestre del año impactó al mundo entero, nos cambió
los esquemas y quedará por siempre en nuestra memoria.
Una vez más, la salud es el mayor y más preciado tesoro. Los tiempos del
Coronavirus llegaron para cambiar el rumbo y todavía estamos batallando y
tratando de mirar hacia delante con optimismo y seguridad.
Así como el diamante requiere temperaturas muy altas y millones de años
para formarse y convertirse en una maravillosa piedra natural de la más alta
dureza, de la misma manera el ser humano está siendo puesto a una presión
inimaginable y esto solo puede transformarnos de manera positiva.
Ha sido duro ver sufrir a nuestros socios estratégicos en Europa. Hemos
acompañado de corazón a España e Italia y todos, como bolivianos solidarios,
hacemos lo que está a nuestro alcance para ayudar en tantas necesidades
que surgen en el país.